IMG_0546.JPG

Natalia Martinez

Ella ha realizado numerosos ascensos a la montaña y colaborado en investigaciones geográficas y glaciológicas en la Patagonia, los Andes centrales y Canadá.

Como escaladora, ha alcanzado numerosos picos montañosos, principalmente en los Andes de Argentina y Patagonia, pero también en Chile, Bolivia, Nepal, la costa oeste de Canadá y Estados Unidos.

También ha realizado numerosas y largas expediciones, principalmente en la Patagonia, Yukón, Alaska y el Cerro Aconcagua.

Natalia se ha especializado como guía profesional brindando apoyo técnico, logístico y de seguridad para expediciones científicas en la montaña, trabajando con los CEC (Centro de Estudios Científicos, Valdivia, Chile) en los Andes centrales y Patagonia y en la Cordillera de San Elías ( Territorios del Yukón, Canadá) para el grupo de glaciología de la Universidad de Columbia Británica.

En el Himalaya, alcanzó la cima de Mera Peak y Mount Baruntse (7.220 m), este último en estilo alpino en un equipo de dos personas.

En los Andes Centrales, además de numerosas expediciones al Cerro Aconcagua, ha escalado Cerro Tolosa, Cerro Plata, Penitentes entre otros.

Pero su zona favorita y escenario de sus mayores logros es la Patagonia. Estos incluyen los primeros ascensos del Cerro Enroque, Cerro False Ilse y el volcán Reclus, todos en el Campo de Hielo Patagónico, donde su ascenso más notable fue el primer ascenso de un pico patagónico encubierto: el Volcán Aguilera (2.498 m), el último gran volcán no escalado de los Andes y probablemente la montaña sin escalar más prominente de la Patagonia. Para acceder a la base del volcán realizó una travesía de 10 días por el casquete glaciar, y en el camino de regreso también completó los primeros ascensos al monte Esperanza, Spegazzini, Octante y Anacoreta. Los dos últimos previamente sin nombre.

Más al sur, en la Cordillera Sarmiento, realizó en invierno las primeras escaladas absolutas del cerro Trono y del cerro Alas de Ángel, respectivamente la segunda y tercera cumbre más alta de esta remota cordillera patagónica, caracterizada por tener uno de los climas más implacables del mundo. .

En el extremo sur de América, hizo recientemente el segundo ascenso y el primero en invierno al Monte Sarmiento, la montaña más emblemática de Tierra del Fuego y una de las más difíciles, intentada por decenas de expediciones en los 57 años que siguieron al primer ascenso, muchos de ellos compuestos por escaladores de talla mundial.

También ha logrado importantes ascensos en el extremo norte del continente americano. En 2015 viajó a St. Elias Range (Yukon, Canadá), donde realizó el primer ascenso del Monte Malaspina, la montaña con nombre sin escalar más alta de América del Norte en ese momento.

En 2017, hizo un intento en solitario de atravesar el monte Logan a través de East Ridge, pero su ascenso se detuvo muy alto en East Ridge por dos terremotos que inestabilizaron los glaciares colgantes y provocaron una evacuación. Más tarde, en 2019 alcanzó el punto más alto de América del Norte en la cima del monte Denali (Mackinley) a través del contrafuerte oeste.

En la costa oeste de Canadá y Estados Unidos, ha realizado múltiples ascensos de rutas técnicas de roca en el área de Squamish, numerosas escaladas en hielo y descensos de esquí. Además de muchos de los picos más grandes y emblemáticos de la zona como Baker, Shuksan, Adams, Black Tusk, Sky Pilot, Rainier, etc.

En 2021 formó parte de la primera ascención al Cerro Ilse, ubicado en Campo de Hielo Sur.